Infancia con A-ma-ling: Memorias de una niña de provincias en los años 50

Aunque nos empeñemos en complicarla, la vida en origen es simple, y mirarla a través de los ojos de unas niñas quizás nos recuerde, o enseñe, que debemos ver todo de una manera más fácil.Esta novela nos lleva a un microcosmos de una ciudad, no muy grande en tamaño pero rica en Historia, en la que las pequeñas protagonistas se ven inmersas es sus historias particulares y con estas se divierten, juegan, sufren, lloran, ríen, salen y entran, nos retrotraen a un mundo ya inexistente, y nos hace meditar sobre conceptos universales: la amistad, la familia, el colegio, las alegrías y los desencantos infantiles, y a través de sus páginas vamos viendo cómo ellas resolvían sus conflictos. Porque aunque para un niño su problema es el gran problema, y eso no cambiará nunca, al no llevar la carga acumulada de los adultos, son más libres y pasan a otro tema con facilidad.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.