MalaMente

La mente humana es un raro artilugio, tan frágil, tan expuesto, tan oscuro e inestable. Para escribir estas historias he tenido que vivir las fobias, los miedos y síndromes, la locura, identificarme con cada uno de los protagonistas y ser ellos, vivir temporalmente su sufrimiento. Por supuesto esto se cobra un peaje, algo de cada uno ha quedado en mí, ¿o tal vez ya estaba?, el caso es que después de escribir algunas de las historias he necesitado una ducha mental.

¿Te atreves tu ahora a acercarte a ellos?

Echa un vistazo